Por la seguridad de su propia salud, vale la pena saberlo, donde está el hígado. Es uno de los órganos internos más importantes del ser humano, cuya disfunción puede incluso poner en peligro la vida. 

¿Dónde está el hígado?

Posición del hígado es la cavidad abdominal, específicamente bajo el arco costal derecho.

El hígado es una parte importante del sistema digestivo. Se encuentra junto al estómago, en cierto modo "superpuesto" a este órgano; visto de frente, la forma del hígado se asemeja a un triángulo rectángulo.

 En la parte inferior, el hígado es adyacente a la pequeña vesícula biliar y al duodeno, y aún en la parte inferior se encuentra el colon y el íleon. Un hígado correctamente desarrollado consta de cuatro lóbulos: el derecho, el izquierdo, el caudado y el cuadrilátero.

El tamaño del hígado depende principalmente de su edad y del estado de salud general que tenga

posición del hígado

hígado sano

En casos muy raros posición del hígado es el lado izquierdo del cuerpo. Esto ocurre cuando las vísceras están dextrógiras o invertidas: el hígado, el corazón, el estómago y otros órganos internos están situados en lados opuestos a la anatomía abdominal normal.

No es una afección que impida el funcionamiento normal y en ningún caso amenaza la salud o la vida de la persona. si el hígado está sano, debería estar completamente cubierto por el arco costal, aunque ocurre que en los niños el hígado ocupa la mayor parte de la cavidad abdominal. La protrusión del hígado más allá del arco costal suele indicar un aumento de tamaño de este órgano y, en consecuencia, una condición patológica.

El papel del hígado en el organismo


El hígado desempeña un papel importante tanto en la digestión como en el procesamiento de las sustancias absorbidas.

 El hígado almacena la sangre que circula por el cuerpo y regula su volumen.


Además, el hígado limpia la sangre de todas las sustancias venenosas que han entrado en el torrente sanguíneo...tiene una gran capacidad de regeneraciónAsí lo demuestran las actuales operaciones de extirpación de uno de los lóbulos del hígado, para trasplante o con fines terapéuticos.

La parte extirpada del hígado se regenera, pero los daños frecuentes en el hígado conducen a una regeneración deficiente y a la llamada cirrosis. Los siguientes síntomas pueden aparecer cuando hay algún problema en el hígado:

  • dolor en el lado derecho del abdomen, por supuesto,
  •  náuseas,
  •  Estreñimiento,
  • malestar general,
  •  o incluso sólo dolores de cabeza.

¿Qué perjudica al hígado?



El hígado se ve ciertamente perjudicado por la llamada comida típica polaca demasiado grasa y pesada, pues se sobrecarga y no puede hacer frente a neutralización de todas las toxinas.

También se ve perjudicada por algunos fármacos nocivos, así como por aquellos menos dañinos pero utilizados en exceso, y por los anticonceptivos orales.

Sin embargo, el más perjudicial es el alcohol, Cuando se bebe demasiado, las células del hígado se dañan y la grasa se deposita en ellas. Si la persona sigue bebiendo a pesar de ello, se desarrolla una cirrosis.

Signos de un hígado enfermo

Un hígado enfermo rara vez duele indicando un problema de inmediato. Lo que más se observa es síntomas de un hígado enfermo son los indicados por los pacientes a los que posteriormente se les ha diagnosticado problemas con este órgano es:

  • Disminución del bienestar general, fatiga prolongada o debilidad de todo el cuerpo.
  • Los pacientes también se quejan de problemas con la alimentación, que se manifiestan en la falta de apetito o incluso en la anorexia.
  • También pueden producirse náuseas y vómitos de causa no identificada, así como una sensación punzante en el abdomen, especialmente en el lado derecho del cuerpo, bajo las costillas. 
  • Se dice que un hígado enfermo no hace daño. Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que si el hígado está agrandado, puede causar dolor, que es extremadamente desagradable y a menudo difícil de soportar para el paciente
  • El hígado se agranda con mayor frecuencia en las hepatitis agudas o crónicas. En el caso de estas dolencias, las funciones básicas del hígado se ven alteradas, no desintoxica correctamente el organismo de las toxinas (comprobar desintoxicación cuando se trata de limpiar el cuerpo de toxinas), que también afecta en gran medida a la calidad del bienestar, y también puede ser la causa del envenenamiento de todo el cuerpo

Teniendo en cuenta que síntomas de un hígado enfermo En la etapa inicial son bastante difíciles de reconocer para el paciente, no debemos en ningún caso subestimar los problemas que se producen. Aunque sea un dolor de cabeza, aparentemente de origen desconocido. En ese caso, merece la pena acudir al médico, para poder descartar las dolencias hepáticas o iniciar un tratamiento.

Pruebas de hígado

1.

Primero pruebas en​​​​ert​​​​o​​​​porPara comprobar el funcionamiento de nuestro órgano, analizamos los indicadores sanguíneos. Para determinar la función del hígado, se utilizan proteínas y enzimas plasmáticas junto con la determinación del índice de bilirrubina, o pigmento biliar. En el lenguaje común, las pruebas que indican la función del hígado se denominan Prueba de hígado. Los signos de un hígado enfermo incluyen tanto la elevación como la subestimación de los indicadores sanguíneos mencionados anteriormente.

2.

Si el paciente lo requiere, el médico también puede recomendar pruebas Una ecografía de este órganoSe trata de un método de prueba muy común. Si hay indicaciones para realizar más investigaciones después de la prueba de la función hepática y la ecografía, normalmente se recomienda realizar tomografía computarizada del hígadoEsto permite una determinación más detallada del problema. Gracias al enorme desarrollo de las posibilidades de diagnóstico y a las numerosas mejoras en los exámenes de tomografía computarizada, es mucho más fácil ayudar al paciente y aplicar el tratamiento adecuado.

3.

Otro método para analizar el hígado es escintigrafía. Este examen permite indicar el suministro de sangre a este órgano y la función de su metabolismo. El examen gammagráfico también muestra si el hígado está adecuadamente construido y permite evaluar el estado del bazo y, sobre todo, su actividad inmunitaria en caso de hepatitis aguda y crónica.

Esta prueba consiste en inyectar un isótopo radiactivo en la sangre del paciente por vía intravenosa. Las células del hígado captan el trazador para poder registrarlo y procesarlo por ordenador mediante un escintigrama. Esta prueba permite evaluar los daños en el parénquima hepático, que pueden producirse en casos de cirrosis o de inflamación aguda y crónica. Gracias a su precisión, también es posible detectar tumores o cáncer de hígado, que no siempre son visibles durante el examen ecográfico.

Biopsia de hígado

Biopsia de hígado consiste en tomar una sección del hígado. Para ello, se perfora la coraza del paciente con una fina aguja de biopsia. Si está infectado por el virus del VHC y, por tanto, sospecha que tiene hepatitis C, esta prueba es muy importante. biopsia de hígado:

  • Biopsia no dirigida, que también se denomina biopsia ciega. Durante una biopsia no dirigida, el médico introduce una aguja de biopsia en la zona del noveno o décimo espacio intercostal y toma selectivamente una biopsia, es decir, el material necesario para el examen, y una biopsia dirigida, que se combina con un examen ecográfico.
  • Para realizar una biopsia, es necesario permanecer en el hospital durante varios días antes para prepararse para este procedimiento. También hay casos en los que el paciente no requiere hospitalización previa y el mismo día puede ser ingresado y dado de alta. Todo, por supuesto, depende del caso y del propio paciente.
  • Antes de la ejecución biopsia de hígado Es necesario hacer pruebas como la morfología, la ecografía del órgano, la coagulación de la sangre y el nivel del pigmento biliar, la bilirrubina.
  • Normalmente se requiere una estancia hospitalaria más larga para los pacientes con baja coagulación de la sangre, porque en estos casos es necesario administrar medicamentos que afectan a la coagulación.
  • En contra de las apariencias, el examen no es doloroso. El médico la realiza con anestesia local. Después de insertar la aguja de biopsia, el médico toma el material, es decir, el rodillo, tejido necesario para el examen. Un rodillo de tejido puede considerarse adecuado si tiene seis espacios de portal. Una vez completado el examen, el médico aplica un apósito en el lugar de la inserción y el examen se considera completo.

Dieta para el hígado

Será muy bueno para el hígado hacer 5 comidas más pequeñas al día, en lugar de las 3 más grandes habituales, y cada una de estas cinco comidas debe contener al menos una porción de verduras o fruta. La ingesta de sal debe limitarse estrictamente y puede sustituirse por con hierbas que son buenas para el hígado, Por ejemplo: azafrán, tomillo, mejorana, estragón, orégano y comino.

Los alimentos fritos y demasiado grasos deben eliminarse o, al menos, reducirse; una muy buena alternativa a las carnes muy grasas es el pollo hervido, por ejemplo. Una muy buena alternativa a las carnes muy grasas es el pollo hervido, por ejemplo. Las grasas animales deben sustituirse por grasas vegetales. También es importante evitar los alimentos demasiado calientes o demasiado fríos, así como las bebidas demasiado frías.

El alcohol, por su parte, es el mayor enemigo del hígado, con problemas en este órgano lo mejor es eliminarlo completamente de la dieta.


Como puede ver, la alimentación es un factor muy importante en el funcionamiento del hígado. Constituye una excelente prevención de sus enfermedades.
 Además, recuerde que un estilo de vida saludable, una dieta adecuada y la actividad física ayudan en la lucha contra las enfermedades del hígado. Reducen el riesgo de cáncer y de cirrosis hepática.

Limpieza del hígado

Limpieza del hígado son acciones para eliminar las sustancias nocivas que se han acumulado en el hígado durante los procesos de filtración. Una de las formas de limpieza del hígado es tratamiento del cardo

Esta hierba se utiliza desde hace mucho tiempo, principalmente para la cirrosis del hígado, la esteatosis, la estasis biliar, los daños, la inflamación. El cardo se utiliza no sólo para limpiar el hígado, sino también de forma profiláctica para prevenir la degeneración de este órgano. La hierba puede utilizarse en forma de infusión con una concentración adecuada o en forma de comprimidos, pero es necesario descartar previamente cualquier alergia al cardo.

Limpieza de hígado Clark

Otra forma de limpieza del hígado es un método desarrollado por el Dr. H. Clark. Consiste, entre otras cosas, en restablecer la correcta circulación de la bilis y eliminar todos los depósitos y cálculos del organismo.

 El tratamiento de limpieza del hígado dura dos días, y para su comodidad es mejor que se quede en casa durante este tiempo. Para el tratamiento, se prepara una solución especial a base de sal amarga, que tiene un fuerte efecto laxante, por lo que puede producirse diarrea.

 Durante el tratamiento también debe seguir una dieta adecuada. Además de la dieta, también vale la pena informarse sobre las distintas píldoras adelgazantes como cebada verde plus que aliviará la carga del hígado.

Limpieza del hígado cómo funciona

  1. El primer día, debes tomar un desayuno ligero, sin grasas ni ingredientes difíciles de digerir, y beber mucha agua.
  2. A continuación, en lugar de la cena, se toma la primera porción de la solución por vía oral y, a partir de entonces, no se puede comer ni beber nada.
  3. Antes de acostarse, se prepara una bebida de aceite y zumo de pomelo, que se bebe inmediatamente antes de acostarse.
  4. Es posible que experimente un ligero malestar estomacal en la segunda mañana, pero se trata de una reacción normal al tratamiento y la mejor manera de eliminarlo es permanecer en la cama tumbado.
  5. El segundo día, después de beber la última porción de la solución salina, el tratamiento llega a su fin y entonces puede comer algo, preferiblemente algo fácilmente digerible.
  6.  En caso de que el hígado esté muy cargado, el tratamiento de limpieza puede repetirse, pero es necesario mantener un descanso de al menos dos semanas entre ellos. Otro método es limpieza del hígado por William Donald Kelley, con una duración de cinco días.